Ese invierno cálido

ESE INVIERNO CÁLIDO

Fue raro ver desfilar los caracoles en diciembre.

Tener moscas como si el verano pasado aún nos acompañara.

Esa mezcla de sentimientos extraño y encontrados.

Esa desazón de no saber si éste impás de tiempos muertos se acabaría y podría levantar el vuelo y con el sonido del aleteo mis problemas se harían más pequeños como lo son a la vista las ciudades desde el avión.

Fue raro ese invierno en el que la soledad devoró mi alma, y ambas se unieron en sagrada unión

Tan raro como salir al sol en enero y pasear en manga corta.

Fue raro no tener heladas y apenas usar la calefacción.

Fue extraño ver los almendros florecer una semana para ver a la siguiente semana como las flores caían muertas por una ligera caída de las temperaturas.

Y fue más raro aún decir un TE QUIERO y oírte decir IGUALMENTE

No quiero más inviernos.

Sólo primaveras y veranos.

Calor y estío sin astío

Amores e ilusiones sin decepciones.