Sociedad suciedad

Ves las noticias desde un cómodo lugar, caliente y distante de ésas noticias horribles, ves a familias devastadas por diferentes motivos.

Pero tu cómoda situación, en el salón o en el comedor hace que te vuelvas menos receptivo, tanto medio de comunicación nos evita tener que ponernos en esa situación, no nos imaginamos realmente el dolor de lo que oímos, ni de lo que vemos.

Eso por un lado.

Luego en las cercanías sociales de los afectados se cuecen dos guisos, por llamarlos de alguna forma.

En primer lugar; aquellos que se implican y de buena fe ayudan, pero eso sólo, como norma general, queda relegado a unos pocos días, semanas o meses tras el suceso. No por maldad, ni dejadez, sino porque la vida sigue.

En segundo lugar; aquellas otras personas que miran y comentan, que inventan, agrandan, tergiversan, elucubran, distorsionan, critican y sobre todo dañan, tras escuchar una noticia en cualquier medio de comunicación y tras entender las cosas a medias riegan su corto entendimiento por todos lados.

Más los segundos que los primeros suelen hacer más daño que el propio suceso en sí mismo.

En ocasiones cuesta años reponerse, recuperarse de según que rumores se han lanzado sobre la vida de alguien. Y es aún más costoso si determinada gente por cualquier motivo más o menos oculto sigue persiguiendo a una persona en concreto con esos mismos comentarios alimentando la bestia de la rumorología.

Estafas, arrestos, incesto, inundaciones, derrumbes, abusos, drogas, cuernos, cárcel, divorcio, escándalos familiares, incendios, discusiones, malos tratos y una larga lista a la que tú mismo puedes añadir tu propia experiencia. Desde lo más grave a lo mas pequeño, a todos hay algo que nos parece algo embarazoso. O que se lleva por delante nuestra vida de forma imprevista.

El resultado siempre es el mismo, hay un efecto dominó, van cayendo otras piezas de la vida, de tu vida, pilares básicos en los que antes te apoyabas con toda normalidad y asiduidad, familia, amigos, trabajo, casa.

Si falla el trabajo falla el dinero, si falla el dinero falla la casa.

Ahí verás como de profunda es tu amistad con ciertas personas o si eran conocidos. Esto incluye todo tipo de relaciones, como las familiares y conyugales.

Habrá gente que cambie de acera cuando se te cruce, y gente que te salude por compromiso, y si paran tras haber sido la noticia te dirán una frase de esas que se dicen cuando no quieres estar en algún lugar, pero tienes que estar, y a la tercera frase como vean que te extiendes te dirán mientras miran el reloj eso de: “Bueno, pues te dejo… Que llego tarde al médico” y te quedas con cara de hogaza. Y quien dice médico, te dice trabajo, novia, amigos, y sabes que es una excusa, porque no tiene novia, ni trabaja y es antisocial.

Tu vida se desmorona como el castillo de naipes que es, cuando creías que era un castillo de sólida base.

Hay por otro lado familias que en momentos difíciles hacen piña, matrimonios que también. Amistades que en momentos de crisis te cogen la mano y te dicen “ahí estoy yo para apoyarte”, la gente no siempre salta del barco a la primera de cambio. Hay personas que se crecen ante la adversidad, y más si cuentan con el soporte de sus seres queridos.

Pero en general estamos insensibilizados por lo que vemos en las noticias de tal modo que juzgamos sin conocer.

Pero analiza conmigo, si pones un canal la noticia es con equis números, si pones el siguiente la noticia es equis mas uno, en el siguiente canal son equis mas siete, y en tres canales más allá la noticia es radicalmente diferente. ¿A quién hay que creerse?

En general un imputado es alguien con quien la gente no quiere ser relacionado, da igual la naturaleza de su presunto crimen, da igual lo grave que pueda haber sido.

No confiarías tus ahorros en un tío investigado por estafa. No te liarías con un presunto maltratador. Ni meterías en casa a un imputado por abusos a menores siendo madre de tres pequeños. Y pon tú los ejemplos.

Si hay pruebas es por algo. Si hay sentencias es por algo. Si hay testigos es que es verdad. Si hay informes médicos será por algo. Si hay fotografías y grabaciones el acusado no puede defender lo indefendible.