PINZAS
LA VIDA ES COMO LA COLADA
La vida es un poco como hacer la colada.
La vida es una rueda.
Cada vez que te pones la ropa parece que la estrenas, siendo tú el primero que se la pone.
Te manchas, pero no la tiras, la lavas, pones ese detergente que has olido en el súper mercado, pones el suavizante que has elegido con todo cuidado y después del programa seleccionado la tiendes, la dejas secar para que no se pudra, la planchas, la doblas bien para que parezca como recién comprada, la colocas en tu armario, y cualquier día vuelves a ponértela como si fuera nueva, recién comprada. Con toda la ilusión. Volviéndola a oler y llenándote los pulmones con ese olor a nuevo y a ese olor ahora tuyo.
No dejes que nadie interrumpa tu «colada», tu rueda de la vida, no permitas que ninguna persona vacía te pare, te deje sin ilusión. Tú y sólo tú eres el amo de tu vida. GOBIERNALA. 
Tu ropa, tu talla, tu color, tu detergente, ese olor, el programa que te parezca o que ponga en la etiqueta de lo que has elegido, el tiempo del secado que te parezca, tu tiempo de planchado, y lo doblas y colocas como te salga del mismísimo moño.
A fin de cuentas…
¿Quién se la va a poner?
¡Pues eso!