FANTASMA DE SANGRE
 

EL FANTASMA DE SANGRE

Hay un fantasma de sangre al que sigo con devoción, a ella es a quien adoro, busco sus huellas.

Veo ríos de sangre entre ella y yo, todo lo que hay en cualquier otro sitio se torna barro ingrávido.

No desistiré hasta verla convertirse en algo real como tangible y decirle que la amo.

Derrama letras sobre mi.

Te deseo.

Te amo.

Te necesito.

En los bosques perdidos del norte donde mas fugaz es el perfume de la noche perdido en la bruma, en lo mas profundo de la noche la entre veo derramando sangre pero sólo veo intuyo sus muñecas sangrando.

Veo claramente sus ojos inyectados en sangre y lágrimas y su alma muerta por el dolor, inconsolable.

Su vestido es tan bello como trágicamente antiguo si bien se conserva de forma inexplicable y es casi níveo a la luz de la luna.

Deseo ir a sus brazos y entrar en su mundo tenebroso para fundirme en su lujuriosa tristeza para siempre en la eternidad con esos ojos negros perdidos en la nada de la oquedad.