EL CAMINO INCIERTO
 

EL CAMINO INCIERTO

Hasta el viento ululante, las vibraciones que siento me hacen dudar de mis propios pasos, de mi equilibrio, de mis capacidades para mantenerme en pie, mientras las lágrimas corren por mis mejillas y a medida que caen me hacen sentir frío y el viento canta a mi alrededor un canto que no entiendo.

¿Cantará por mi?

Pregunta mi voz interna cantarina sin yo poder acallarla, mientras mis ojos bailan de una nube a otra, y un madero se rompe por un paso trémulo de mi pie derecho.

Y mi pierna queda atrapada hasta esa zona donde justo antes de la rodilla se hace algo mas estrecha, quedo genuflexionada de forma ridícula y una canción popera viene a mi mente.

Por extraño que parezca vienen a mi unas ganas terribles de bailar y eso hago, bailo, aunque parezca el peor momento para hacerlo, y el dolor desaparece, la pierna sale del agujero, sin apenas esfuerzo, sigo por el corredor amaderado, bailando.

Hasta que el dolor me devora.

Mi carne.

Mi ser.

Mi alma.

Ya no confío tanto en el suelo que piso.

No te aburriré con nimios detalles, pero la historia se repite, caminar, tropezar, caer, tablón roto, alternativamente, no por el mismo orden, pero esos son los pasos seguidos, en una espiral de mierda, hasta que finalmente quedo postrada en una postura cansada, abatida, sin ganas de seguir.

Antes tenía motivos para seguir.

Hoy no

No.

No tengo mas tablones delante, ni ganas de dar la vuelta.

No hay mas tablones que colocar.

Ni razones por las que caminar.

Ni veo un lugar al que llegar.

En algún lugar del camino debí perder la brújula, y no recuerdo eso de cómo era guiarse por las estrellas, el silencio sólo se rompe cuando canto y ya no sé si canto en voz alta o sólo canto en mi mente.

 

 

 

Todos los personajes descritos en este blog son ficticios.
La historia aquí relatada no obedece a ningún suceso real y cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia pues pertenecen a la invención de la autora del blog.
ÓVictoria A. De La Fuente   Óvoypasandopaginas.wordpress.com
#VDLF
#voypasandopaginas