MIS VOTOS

MIS VOTOS

Prometo amarte, amarte como sólo yo sé y sólo tú te mereces.

Prometo cuidarte.

Prometo mimarte.

Prometo reír contigo y nunca de ti.

Prometo serte sincera, incluso cuando no te guste lo que tenga que decir.

Prometo cuidarme para ti.

Prometo cumplir con este proyecto vital que juntos iniciamos hoy, y hacer como se hacía antaño, arreglar todo cuando se estropee y no cambiarlo, tirarlo, o dejarlo.

Prometo no ser como vi o se fue conmigo, de llevar dobles vidas, dobles raseros, ni dobles morales.

Prometo que tu camino será el mío.

Te amo y sé que me amas.

Hoy me entrego a ti como parte de ti para cada día del resto de mi vida para compartir los días y las noches, las cosas buenas y las cosas malas como un todo.

Eso fue lo que aquella mujer se dijo frente al espejo de la entrada de su nueva casa cuando cerró la puerta y los chicos de la mudanza se fueron y por fin pudo descorchar la mejor botella de champán rosado que se reservaba en el congelador de su nevera.