A veces hay que hacer una pausa.
Y en este momento me toca hacer esa pausa a mí.
Tenéis todos los relatos anteriores para leer mientras vuelvo.
¡Sed felices!