Oigo el palpitar de mi corazón en mi oreja derecha, mientras veo algo en la televisión, creo que me voy a la habitación a masturbarme…
No es que esté bloqueada cuando escribo, como otras veces y tire de mi recurso favorito, es que estoy francamente cachonda, tengo ganas de un buen polvo, los últimos han sido light, en realidad si he de ser franca conmigo misma light no es la palabra, han sido un fiasco, por es que ese tío me mola, me hace reír.
Es guapo, divertido, es sensacional, quizá un poco bajito para mi gusto, pero todo lo demás en él me gusta.
Le miro y me llena.
Es ordenado. Su vida es completa. Pero en la cama es… un fiasco. Salvo si esta borracho.

Cuando está bebido se suelta y está desinhibido, aunque le falta soltarse la melena en el terreno que a mí me gusta, ni siquiera creo que mi terreno sea su terreno.