«He llorado sin que se me cayese una lágrima, he gritado en el completo silencio y he sonreído a todo el que disfrutaba viéndome sufrir.»
Fui abandonada y traicionada también,
subestimada y echada al olvido, lo sé,
pero decidí dejar ir, lo que ya se fue.
Hoy soy guerrera, así me proclamo,
no soy altanera, pero sé lo que valgo,
sé de las bendiciones que la vida me ha dado.
Hoy soy valiente, también soy muy fuerte,
no importa que el destino haya sido inclemente,
y me haya mostrado lo mucho que duele.
Mi fe y mi certeza me han acompañado
por este camino del que casi no salgo,pero aquí victoriosa… Me proclamo Victoria.
Sé que mi camino es difícil, largo, se muestra solitario y en ningún caso es recto, y me recuerda al río, pues certero llega al destino, el mar, y sin embargo en algunos tramos los meandros parecen ir a contra sentido del destino, y es que a veces el camino más corto entre dos puntos no es el segmento, sino el que tenemos que recorrer, sea cual sea. 
Con quien se muestre digno de estar ahí valorando cada minuto y cada detalle, cada característica y no poniendo otros valores caducos a interponerse de por medio. 
Cuando el miedo se me acerca me repliego a mi mundo interior y mi peor enemigo es la expectativa. 
Porque yo soy el mil por cien. 
https://youtu.be/9G8rXD4JDTM