Las mariposas
Nada en este mundo tiene sentido algunos días, a veces nos parece que está todo perdido, y otras veces nos parece que los días son de un cierto tono rosa dorado, con todo el glamour.
Entonces creemos que si no tocamos el corazón de las personas que nos rodean nuestra vida está vacía, y ponemos  todo nuestro empeño en hacer de su vida la mejor vida posible, la vida más bella.
Porque si la gente crece con los golpes duros de la vida, también puede crecer con toques suaves en el alma.
¿Cuántos toques hacen falta en el alma para que un corazón se despierte y vuelva a sentir?
¿Pueden valer los toques de las alas de una mariposa para despertar un corazón que nunca despertó?