hqdefault eco mgn

QUERIDO PAPÁ

Querido papá, no creo que puedas oír mi voz, y a estas alturas no creo ni que sepas que yo exista, pero he existido, aunque haya sido por un corto periodo de tiempo.

Se supone que no tengo mucho tamaño y eso no me da conciencia y menos consciencia, se supone que no tengo todos mis órganos desarrollados, y por eso no podría sentir todo lo que pasa ahí fuera, fuera de mami, papá.

Pero no es verdad.

Siento.

Siento como ella, mami, se encoje con cada cosa que no le gusta, aunque no sepa porqué no le gustan. Es verdad que no veo el mundo exterior a mi matriz, mamá es mi todo, la oigo y me tranquilizo incluso hasta tal punto que cuando discutís y ella grita, sus gritos me dan paz, porque la siento más.

Pero hoy al suave ronroneo del coche que tanto ama cuando se ha enterado de que yo estaba en camino me ha dicho que no podía ser, que no sé qué de una ley que la avala y apoya su decisión.

Ley.

Suena bien, ley, ley, ley.

¿Qué será eso de ley papá? Espero que cuando llegue me lo expliques, bueno, no al principio, te cuento un poco como va a ir esto.

Llegaré cegado, o cegada, porque aun no tengo claro lo que quiero ser, ¿Sabes? Eso de estar cegado es algo así como cuando a ti te encienden la luz a mitad de la noche y te deslumbra, porque yo llevaré aquí toda mi vida y de repente me sacáis o salgo, aun no lo sé, y pasaré de ser un pequeño pececito a ser un mamífero.

Habrá mil cosas que quiera hacer antes de que me expliques qué es eso de la leeey, lo primero comer, o respirar, sí, respirar.

Oigo a mami cantar a pleno pulmón sobretodo cuando conduce, y sé que conduce porque oigo el ronroneo del motor, inconfundible, de su coche y también la oigo reír mucho contigo.

Aunque últimamente la estoy escuchando llorar cuando no estás, incluso cuando no estás papá, habla sola muy a menudo y te habla a ti también, no se lo digas pero creo que está enfadada contigo por no sé qué de una amiga, y de algo que debias haberle dicho que no le dijiste, se repite mucho que las mentiras son el principio del fin de las relaciones porque son parte de la falta del respeto y la falta de principios.

Querido papá, creo que aunque no sepa lo que es una ley ya entiendo a grandes rasgos que no nos vamos a conocer y que mami no te va a decir que yo venía a vuestras vidas, siento el bamboleo de sus caderas y la noto muy tensa, rígida, más bien, nunca la sentí así antes y habla con gente que no conozco porque no los oí antes y se para y después sigue caminando para volver a caminar, papá, este paseo no me suena bien. ¡¡Papá!!

Yo…

Me hubiera gustado conocerte papá, no le tengas rencor, porque ella cree que es lo mejor, para ti, para mí, para ella, para todos.

Creo que ahora tengo un billete de ida a la oscuridad de la que vuestra luz me sacó.