MILONGAS

Que llegue quien tenga que llegar, pero que no se demore demasiado porque tengo los días contados, como todos, supongo.

Que se vaya quien se tenga que ir, a fin de cuentas la paciencia cada día la tengo más limitada para chorradas y más justa para lo que la tengo que tener. Pero que se vaya ya y para no volver.

Que se quede quien de verdad desee estar, pero nada de cuentos, que los relatos ya los escribo yo y las milongas tangos son.

Que duela lo que tenga que doler, y en su justa medida de tiempo y de profundidad o intensidad, pues ya perdí todo lo que podía perder, ahora me toca ganar.

Que pase lo que tenga que pasar, pero que sea bueno, porque de lo malo ya me cansé.

Estoy preparada  y lo estoy porque me cansé de esperar a quienes que jamas volvieron y atrás me dejaron, de gente que decía amarme y ni siquiera me conocían.

Que pasen los días sin alteraciones porque de llorar ríos sin que nadie me tuviera en cuenta me he cansado ya y ahora sólo quiero tranquilidad.