DESCONTANDO LOS DÍAS

El día que te enfrente la mirada no creo que me quede en eso solamente si sé que eres tú el que me mueve el alma.

Ése día te miraré de frente, de forma que no me podría mover ni una grúa, ni el mismo fuego del infierno.

No me importará cuán alto seas, y cuán arriba haya de mirarte para volver enamorarme de ti.

Pero te miraré.

Tenlo claro.

Me deleitaré en cada detalle tuyo que pueda observar de frente o a hurtadillas, no será importante, porque ya estoy enamorada.

Y tú me mirarás, viéndome hasta en cada pliegue del alma… para darte cuenta de que somos parte de un mismo todo.

Y estoy descontando los días…


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia los

hechos  aquí relatados y los personajes son invención de la

autora