FUIMOS

Fuimos ganasFuimos pasiónFuimos el miedoFuimos el quiero y no puedo.

Y al final hemos llegado al punto de » no podemos«.

Fuimos el vamos a intentarlo entre tartamudeos y medias sonrisas. 

Fuimos el «vamos a darle en la boca a esa gente que no dan nada por nosotros».

Y también fuimos el temor a cagarla, ufff que sí. 

Fuimos eso en lo que jamás nadie confió.

¿Verdad que no, mi amor?

¿Verdad que sí, mi amor?

Simplemente somos lo que quisimos ser, lo que quise, lo que quisiste, (sobre todo lo que tú quisiste) lo que construimos aunque nadie tuviera fe en que llegara a buen puerto… ¡a ningún puerto!

Y a fin de cuentas aquí estoy, aquí estás, aquí estamos, en nuestro puerto. 

Borrachos de amor. Embebidos de satisfacción

Con la vida, un día recta, un día curva… y es que eso es esto de vivir. Trazos. Un arte, como un cuadro.

Trazos de un río en un mapa, meandros caprichosos que parecen dibujos de un niño que nos juega malas pasadas cuando está repugnante antes de irse a dormir pero no puede por lo cansado que está. 

La vida nos está dejando ver qué dura es y tú y yo le estamos demostrando de qué pasta estamos hechos mi amor. 

Y es que estamos hechos de «pasta de miradas», «pasta buenos días vamos a luchar este día», «pasta discutir con reconciliación», de «pasta proyecto común», y una pasta muy importante «pasta respuesta», «pasta ayuda al otro que te necesita».


Te recomiendo que leas cada post mientras escuchas la canción que elegí para acompañarlo.

Espero que ambos te gusten y la combinación aún más.

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia los

hechos  aquí relatados y los personajes son invención de la

autora

Fuente de la imagen Pixabay