NO ME ACUERDO DE OLVIDARTE

No sé olvidarte.

No me acuerdo de olvidarte. Es más creo que no quiero que te difumines en mi memoria. Hago todo lo posible por recordarte todos los días.

Constantemente acudes a mi mente como si fueras el tañer de una campana dando las horas.

Me pregunto si te habrá ido bien el día.

Si aquella dolencia irá mejor.

¿Habrás realizado aquel proyecto del que tanto me hablabas? Mira que te busqué información, aunque nunca le pusiste mucho énfasis.

Me gustaría saber cómo son tus días, si me echas de menos y si me piensas como yo a ti.

Y es que no me acuerdo de olvidarte.

Ya sé que estamos enfadados, pero te llevo a fuego en las entrañas, en el corazón y en la mente.

Antes soñaba contigo cada noche, después los sueños, más bien pesadillas por el alejamiento, se fueron espaciando poco a poco y tu te ibas desdibujando en mis recuerdos.

Después la distancia fue ganando la partida que supongo que contabas que eso jugaría en tu favor y ambos ganaríais la partida, perdiendo yo, pues te lo confirmo.

Te extraño, te echo de menos, quisiera volver a verte, saber de ti, conocer si aún te gusta ese grupo musical o añoras cómo cocino.

Te amo aun en la distancia.


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:
 Voy pasando páginas
©Victoria de la Fuente 
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia los  hechos  aquí relatados y los personajes son invención de la  autora
¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!
Fuente de la imagen Pixabay