MINUTO POR MINUTO

La venganza no le devolverá el tiempo pasado, el tiempo perdido.

Lo último que le dijo a algunas personas que amaba fue que les pesaba en el alma pero no lo suficiente como para no avanzar en su vida y más cuando ninguno había tenido unos minutos desde donde quiera que hubieran estado para ella.

Minutos por minutos.

Sólo le quedaba por tener fuerza.

Aunque en realidad se tratara de inercia más que fuerza.

La vida es más sencilla de lo que la hacemos nosotros que la complicamos.

Ella era su propio futuro y no sabía cuanto tiempo le quedaba así que empezó a contar desde aquel mismo minuto.


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay