PROCRASTINACIÓN

La venganza no le devolvería el tiempo pasado, el tiempo perdido.

Lo último que le hubiera gustado decirle a algunas personas que amaba fue que les pesaba en el alma pero no lo suficiente como para no avanzar en su vida y más cuando ninguno había tenido unos minutos, desde donde quiera que hubieran estado, para ella.

Había otras personas de su vida para quienes no les quedaba nada más que la indiferencia, pues sabía que su pensamiento hacia ella no era en absoluto positivo, había oído para su desgracia conversaciones que en realidad no debería haber oído o sabía por terceras personas de su particular opinión sobre ella.

Y sin embargo esas personas no tenían coraje para decirle nada, más bien al contrario, cuando ella les contaba sus dudas y sus problemas creyéndoles personas en quienes podía apoyarse pero nada más lejos de la realidad, en lugar de guardar sus secretos se reían de ella, hacían chanzas, chistes, se mofaban de su crítica situación.

Aquello le produjo tal dolor que creyó partirse en dos al verse así, tan sola, tan abandonada, traicionada, ni siquiera pensar que nadie está libre de verse tal como ella se veía en esos días le resultaba un consuelo.

Sólo le quedaba tener fuerza.

Aunque en realidad se tratara de inercia más que fuerza.

La vida es más sencilla de lo que la hacemos nosotros que la complicamos.

Ella era su propio futuro y no sabía cuanto tiempo le quedaba así que empezó a contar desde aquel mismo minuto el comienzo del futuro.

Se hizo la dueña de la determinación y se puso a reconstruir la vida que había perdido escuchando las cosas de los demás, intentando ayudar a quienes luego se reían de aquellos malos momentos suyos y quien era por ello,  en menos de un año su vida pasó de ser negativa a positiva, pasó de verse sola a tener gente que la acompañaba, de no hacer nada fuera de la procrastinación (1) a tener días completos de proyectos terminados y así se sentía realizada, completa.

No fue un algo que pasó de la noche a la mañana, fue algo paulatino que requirió esfuerzo, cambio, fuerza de voluntad, ganas.

Con el paso de los meses se dio cuenta de que iba encontrando en su cara, que ahora sí se atrevía a mirar en el espejo cuando antes apenas atisbaba en algún reflejo de algún escaparate, sonrisas donde antes había una especial inquina hacia sí misma, y era simplemente porque no había hecho las paces con su pasado.

Cuando se curó del mal que le habían hecho las personas que no la habían querido, que no la habían amado como ella merecía, y que no se respetaban a sí mismos como para separar lo suyo de lo de los demás fue cuando estuvo preparada para reiniciar su vida, separando ella lo suyo de lo del pasado, lo nuevo de lo viejo.

Pasando página.

 

(1) Procrastinación: Para que puedas entender qué es procrastinar, ya que es una palabra poco común y nada utilizada y yo apenas me adentro en la explicación aunque mucho en su práctica.

https://es.wikipedia.org/wiki/Procrastinación


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay