PUEDO SI TU PUEDES

Quiero pensar que puedo, o mejor aún que podemos, alimentar la ilusión que se va formando alimentada por palabras tímidas que van aflorando sustentadas por un “aquí”, un “allá”, un “cuando podemos”, un “queremos”.

Me gusta lo que mi imaginación imagina, porque pocas cosas tendré mejor que mi imaginación, a fin de cuentas, pocas cosas materiales hay importantes que yo valore y de las demás valoro por encima de muchas las sonrisas y la lealtad más que las riquezas, me llenan más los amaneceres y atardeceres que nos liberan a los palacios y las posesiones que nos atan y condicionan. Valoro más los momentos compartidos y mi soledad que la dependencia a nada, ni a nadie.

Quiero pensar que todo es posible si hay buenas intenciones y muchas ganas de alinear todos los astros y constelaciones, de juntar caminos, aunque haya de dibujarlos en una aplicación nueva que bauticemos como mejor se nos apetezca.

Me gusta soñar con los ojos abiertos, que es como se sueñan los sueños que convierto en metas cuando los diseño como objetivos mientras los miro con sonrisa coqueta, pensando, pensando… cómo los voy a alcanzar, porque lo bueno de la meta no es la meta en sí, es el viaje.

AMAIA MONTERO Y ALEX UBAGO – Los abrazos rotos


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay