MI AMISTAD

Cuando estés triste quisiera ser tu sonrisa. Pero podré ser la persona que escuche los motivos de tu tristeza e intentar ayudarte dándote consuelo.

Cuando estés alegre quiero compartir los motivos de tu alegría.

Cuando estés sospechando de la vida seré la mano que confirme que no estás conspiranoico, da igual lo que diga la vida, seré tus pies, tus ojos, tus manos y los hombros en la que puedas apoyarte esa cansada alma. O seré la cordura que te traiga de nuevo al mundo de los cuerdos si te veo errar en locuras estúpidas; no lo dudes que te iluminaré el camino lo mejor que pueda.

Cuando estés feliz seré la más feliz por verte sonreír.

Y cuando te vea completo estaré completamente bien por ver así a un amigo, o amiga.

Esta es mi definición de la amistad.

Pero también te digo que si me fallas no me temblará el pulso a la hora de decirte adiós. Porque la amistad tiene que ser ante todo recíproca, fiel y leal y si no lo es no es amistad es otra cosa llamada interés.

Lo mismo que estoy para siempre a tu lado para todo puedo dejar de estar definitivamente porque me fallaste y a mí nunca se me va a olvidar tu traición y el dolor que ella provocó.

JOHN MAYER – Say

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay