COTILLA

Crear perfiles a nombre de menores es ilegal… Sobre todo si no te lees la letra pequeña de Facebook. Un menor de edad debe tener cierta edad para tener un perfil.

Desde luego ese perfil es de uso del menor, no de la madre o del padre para cotillear cuando le da la ventolera (crisis histérica del síndrome premenstrual que no te dan lo tuyo chata y se te ve con ese geto) y usas al pobre menor (o menora) para seguir rabilando a quien antes bloqueaste, porque ni amigas tienes de las que tirar para decirles: chati, mírame a esta que la odio a muerte, pero muero por saber cómo le va. ¡Pero te jodes! Porque no soy yo de las que cuenta mi vida aquí, ni allí, o allá.

Oins que triste eres.

Y es que todo lo haces a medias.

Yo contigo no puedo ni reírme porque eres potética. (Híbrido entre pota (vomitona) y patética))

He bloqueado a tu marido, a la novia de tu marido, a tu prima y a su novio y a la amante de éste… ¡¡fía del alma!! Ni Sue Ellen tenía una vida tan ajetreada coño.

Mear en tu casa es deporte de riesgo.

Por lo de las venereas y eso… ya sabes cómo va, y sino date un tiempo que te vas a enterar. Fijo. Pero ¿de qué me vale bloquear si te haces más perfiles?

Yo me pregunto…

Así. En plan Gila.

¿¿¿Es el enemigo??? No. Pues que te pongas, que hoy tengo el día simpático rubia de bote. Amos a ver… tú… ¿pones a todos tus perfiles la misma contraseña o estudiaste para esto?

(Ahora me toco el casco) ponte en situación, no te despistes.

Porque me cuesta recordar la mía así que no me quiero imaginar lo que tienes que sufrir para recordar tanta contraseña de tanto perfil y todo por mí.

¡Ay! Muy halagada, señá (señora) enemiga, pero que sí eso se puede usté ir a tomar algo… no sé, mucho por el culo, así por ejemplo.

Porque vivir en esa bolsa de amargura y bilis propias le ha dejado muy mal carácter, bueno… tanto que usa el perfil de un menor para mirar qué publicaciones pongo y si alguna trata de usted.

Ay pobre alma en pena… salvo este breve pero conciso texto, que bien podría ser por una vecina disfrazada de mosca cojonera, no obtendrá una mención que le haga dudar sobre su paupérrima (pobre en extremo, muy pobre, pobrísima) existencia.

No me gusta ver gente como tú, amargada, he intentado ayudar en tu casa y con ciertas situaciones que tienes y padeces, pero no hay peor ciego que el que no quiere  ver y el que niega la situación por la que pasa y encima responsabiliza a quien le quiere ayudar, por esto y por todo lo demás  tengo que comunicarte que tu amargura es únicamente tuya, que cada uno da lo que tiene, yo te daba soluciones y esperanza y tú me tirabas mierda, pero no te lo consiento más, eres libre de mirar y juzgar a tu libre albedrío porque el juicio de alguien tan pobre de mente como tú no me importa lo más mínimo, por eso que te decía de mis prioridades, y no eres ni la última de ellas.

Sobre mi vida yo tengo la primera y la última palabra, tomo mis decisiones y no te debo explicaciones porque tú has elegido lo que eres y lo que no en mi vida, además no sabes qué caminos he transitado ni en qué circunstancias como para juzgarme o criticarme tan alegremente como sé que lo haces, desgraciadamente creo que eres una pobre víctima de lo que has vivido y de lo que te han enseñado, pero eres responsable de no querer salir de la rueda de ratón en la que vives.

Recuerdo, desgraciadamente,  cómo te comportaste el día que te conocí, me contaste intimidades de gente que se suponían tus amistades y peor aun, de tu familia, eso ya  dice todo de ti, porque una amiga no iría contando lo que no le pertenece, que así  sólo demuestra ser:

UNA COTILLA.

¡Hala! Usted lo cotilleé bien, que yo lo disfruto mucho escribiéndolo y más releyéndolo.

SHAWN MENDES – There’s nothing holdin’ me back

 
 

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay