QUIZÁS, QUIZÁS, QUIZÁS…

Llega un día en la vida que te das cuenta de que tienes un cruce de caminos, tiras a la derecha o tiras para la izquierda; tiras para delante o si te quedas quieto es como quedarse atrás.

Quizás puedas subir o bajar. Quizás. Quizás. Quizás. Tal como decía aquella canción ¿recuerdas? ¿Quién puede saber de antemano lo que haría en cada situación?

Cuando aprendes a recorrer el camino de tu vida que es tu obligación y no la de los demás, de ti depende cómo quieres hacer ese camino, pues es únicamente tu responsabilidad, te da una satisfacción que no te esperabas. Descansas.
Empiezas a ver las cosas con otra perspectiva.
Muchas veces solemos aferrarnos a cosas, a personas, a situaciones y hechos del pasado que nos entierran espiritualmente porque no nos dejan avanzar, seguir el camino hacia la evolución tanto interior como externamente es lo que todo ser humano debe reconocer que su alma necesita para evolucionar y así serán grandes.

Si dejas de estar atrapado en el pasado descubrirás lo rico que puedes llegar a ser en sensaciones y sentimientos, pero tienes que dejar de lado ciertas cosas materiales vanas y vacías.

Despertar a lo que de verdad es importante, en lo sintiente, las personas.

BON JOVI – Keep the faith



Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©Victoria de la Fuente

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay