JUICIOS, PRECUICIOS Y PERJUICIOS

Júzgame por mis acciones contigo, por lo que haya entre tú y yo, no por lo que yo tenga con otras personas, pues lo que haya entre otras personas y yo no es asunto tuyo.

No me juzgues por lo que oigas de mí, pues será la opinión otra persona lo que estés oyendo, y si te dejas influir por otras opiniones significa que tú eres alguien débil, y a mí la debilidad no me interesa lo más mínimo.

Y nunca te dejes influir ni amedrentar por los estúpidos prejuicios que te hayan inculcado, porque a fin de cuentas eso eran cosas de otros tiempos y seguramente ya estén fuera de su tiempo. ¿Es así cómo quieres vivir? ¿Acorde a tiempos pasados?

Si me ves tal como soy, y eres capaz de desnudar tu alma y tu mente de ciertas ideas que no te corresponden me verás en plenitud tanto para lo bueno como para lo malo.

Aunque también has de saber que me importa tres pepinos una opinión más… porque he tenido que enfrentarme a las opiniones de gente de todo tipo, gente que no era válida, gente que sí lo era, gente que me importaba y demostraron que yo a ellos no, y gente que no me importaban y terminaron importándome infinitamente, de gente que me parecía maravillosa y descubrí que eran auténticos mierdas por dentro por más fantásticas que fueran sus caretas; y tanta gente vertieron a mis oídos innumerables opiniones sobre mí y a todas ellas he sobrevivido.

Si actúas así conmigo (o con cualquiera) estarás dispuesto a que los demás te den el mismo trato y que puedan emitir cualquier tipo de juicios por las acciones que se te ocurra llevar a cabo en tu vida y bajo sus prejuicios y cuídate de hacer ningún tipo de objeción, porque serás malo para los que antes eras un amigo.

La gente es tan cambiante como el viento.

Dónde hoy te dicen TE QUIERO, mañana ya no eres nadie y te dicen TE ODIO, pero eso no es lo peor, lo peor llegará cuando veas la INDIFERENCIA más absoluta en su mirada al cruzarse contigo en cualquier lugar y aunque te miren a los ojos te atraviesen como si vieran a través de ti.

Puedes creerme o no pero, lo notarás, sentirás en el tuétano de tus huesos esa oscura sensación de no ser visible para esa persona a la que tanto daño hiciste cuando te haya superado, lo sé porque he visto el dolor que desprende esa impresión oscura en quien la siente cuando la padece más de una vez.

Puedes creer que las personas que hablan juzgando a la ligera a los demás, dañando sin ser necesario, mientras se piensan a salvo en realidad no lo están, porque sus formas de actuar crean escuela y enseñan a los que tienen alrededor a ser como ellos mismos para serlo también con los que se supone que no deberían serlo y criando cuervos al final se encontrarán sin ojos.

No dejes que los juicios emitidos por gente que no tiene nada más que ofrecerte que el daño te cause perjuicio sólo porque tiene prejuicios en contra tuyo sin conocerte porque no tiene valor para hacerlo.

NICKELBACK – How you remind me

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay