TELARAÑAS EN EL CORAZÓN

Sería bueno que después de tu desengaño con aquella persona hubieras dejado que tu corazón se ventilara un tiempo.

Sé que hay personas que no saben estar solos, pero sobre las heridas tiene que haber un tiempo de cura, esa herida tiene que pasar por el momento de costra, luego cicatriz, y al final será una sombra de lo que fue.

Algunas personas tratan a su corazón como si fuera un desván, dejan que las personas que transitan por él lo dejen desordenado y lleno de sus propias porquerías como tienen los que se van su cabeza, su vida y su casa.

Al final queda el desorden de los que nos han dejado o hemos dejado y el corazón lleno de telarañas, pero si tuviéramos el sentido común de tener una buena higiene sentimental no haríamos pagar los platos rotos de A a B.

Si dejáramos pasar un tiempo para curar las heridas que la relación con A nos ha provocado, fueran culpa suya o no, seríamos más justos a la hora de iniciar algo con B.

Tendríamos ese desván imaginario del que hablo libre de las telarañas del corazón, presto y dispuesto para amar como amó la primera vez, pero distinto porque amaríamos a una persona diferente con la suma de la experiencia, que sin duda es un grado.

SNOW PATROL – Chasing cars

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

los  hechos  aquí relatados y los personajes

son invención de la  autora

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay