FELIZ

En algún momento de mi vida me fueron pasando cosas que me obligaron a aprender, a dar marcha atrás en lo que era equivocado y tomar otras direcciones, tuve que ver que la vida es un aprendizaje constante, que un día sin sonrisas y risas es un día perdido.

Vi que un día estático es un día que no vivo en realidad y decidí dedicarme a lo que me gusta, a lo que me llena y a lo que me hace feliz.

Aprendí a dejar ir aquello que se había ido de mi vida, porque si no era su lugar a mi lado retener no era el camino.

Aprendí a dejar ir aquello que se perdió, porque era irrecuperable y estar pensando en el pasado no me lleva a ningún lado, pero sobre todo no me deja estar en el presente ni me permite llegar al futuro.

Aprendí a dejar ir aquello que aún no está pasando porque no tiene sentido preocuparse por aquello que me queda fuera de mi alcance.

Lo que está pasando en el ahora es una infinita caricia que el universo me regala.

Tengo que aprender a vivir en el eterno ahora sin pensar en nada más, porque no existe y dejar que me envuelva el amor de aquellos que me rodean.

Lo que está pasando ahora es el resultado perfecto de todo aquello que he sido y de lo duro que he trabajado y todo lo que he hecho.

Todo está aquí para enseñarme, para amarme, para liberarme y todo es perfecto aquí y ahora.

Tengo que aprender a soltar todo lo que ya no está, fluir y abrazar todo aquello que llegue a mi vida bendiciéndola.

Prepararme en paz para aquello que no haya llegado aún por medio de la espiritualidad y la tranquilidad de mi mente y mi alma.

Deseo que el mundo, mi mundo me acompañe en lo que ya es, y lo que ya es se encargará de cuidarme.

UB40 – Higher ground

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES SI TE HA GUSTADO!

Fuente de la imagen Pixabay