NO ME OLVIDES

Recuerdo el primer vistazo que te eché encima, la verdad es que no estaba yo muy bien, pero tenía muchas ganas de conocerte aunque no te hubiera visto en mi vida, y sólo te hubiera perfilado en algún sueño, eras tú un sueño, la verdad.

Había soñado con alguien como tú desde hacía tiempo, y cuando te vi ya me gustaste. Enseguida.

Creo que fuiste lo bueno que salió de aquello malo que estaba viviendo y como la vida es algo cíclico de ti salió algo peor, pero no me arrepiento.

Es más… No te olvido, te recuerdo muy a menudo, constantemente, diría yo, pero no volvería a pasar por tu infierno en ningún caso.

Fuiste mi mal necesario, ése que me ha dado las fuerzas para salir impulsada, salir reforzada de todo lo que me ha pasado en mi vida, ser fuerte a pesar de todo, a pesar de todos, a pesar de ti pero sin ti.

Aunque te extraño no volvería a pasar por un solo minuto a tu lado, no te amo ya, sí que tengo cierto sentimiento de vacío por tu ausencia, pero no te odio por todo lo que pasó entre nosotros, síntoma inequívoco de que te he superado, porque al otro lado del amor no está el odio, sino la indiferencia muy al contrario de lo que suele pensar la gente.

Ignoro si tú podrías decir lo mismo sobre mí y, la verdad es que me es indiferente, porque ya no eres parte de mi vida, pero sí me gustaría que no me olvidaras porque de esa forma sabría que tú también me amaste, sabría que eras capaz de amar y tengo serias dudas de que ese corazón tuyo pueda tener sentimientos que no sean de venganza, maldad, o rencor.

KATHERINE McPHEE – Don’t forget me

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

VOY PASANDO PAGINAS

©Victoria de la Fuente2018