MI CONVERSACIÓN CON LA VIDA

En algún punto del camino la vida me paró y me invitó a sentarme a su lado para tener una charla, durante aquella conversación me recordó cosas que yo había olvidado, después me dio un abrazo de esos largos, de los que te recomponen y en ese lapso de tiempo pude recordar a qué vine a esta vida.Vine a vivir, no vine a luchar contra nadie, no vine a salvar a nadie, no vine a sufrir por nada, ni por nadie, y sobre todo no vine para aguantar a nadie.

Sólo vine a vivir.

Vivir disfrutando de aquellas pequeñas cosas, de aquellas grandes cosas que quisiera hacer, las buenas, las malas, porque es mi potestad elegir, decidir, equivocarme, ir o no, y hacer o dejar de hacer cuando yo quiera hasta que yo quiera.

Eso es sin duda alguna vivir mi vida, porque a fin de cuentas mi vida es mía y llegué a ella en soledad y sola me iré, nadie nació por mí y nadie morirá por mí.

Nadie sufre por mí.

Nadie disfrutará por mí.

Es posible que alguien comparta mis alegrías y mis logros, mis penas y mis fracasos, pero no puedo, ni debo consentir que nadie me chantajee con mis sueños y mis metas, y mucho menos con cosas que ya no están, porque mi pasado es únicamente mío, es mi potestad ya que solamente yo estuve en él, porque cada uno de esos “alguien” son meros pasajeros en el tren que es mi vida y nadie va a estar durante todo el viaje, algunos estarán durante ciertas estaciones del trayecto, algunos dormirán en su viaje, otros van montando bulla, otros van enseñándome, otros pasan inadvertidos, otros son viajeros de largo recorrido, algunos son inolvidables y otros efímeros

La imprescindible soy yo.

Eso fue lo que la vida me dijo en aquella charla, tan seria, que tuvimos en la que parecía que nos conocíamos desde hacía un millón de años y ella dijo que mi alma sabía el camino de regreso a casa, al hogar

SKYLAR GREY – Coming home

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Fuente de la imagen Pixabay