ESE LUGAR

Cuando dudes si dar un paso adelante, antes de entrar en ese lugar que temes, al que te da miedo llegar, ese lugar que alberga todos tus pueriles recuerdos, y el que en sueños hace que se te encoja el corazón, acuérdate de que en tu sombra que siempre te acompaña reside la fuerza de mil dragones, ellos son los seres que te aman y los seres a los que tú amas, pese a todo, pese a todos.

Son tu soporte. Aunque estén lejos. O aunque no estén ya contigo.

Por eso tu sombra no te abandona, salvo cuando llega la oscuridad más negra donde esa sombra tuya y tú debéis fundiros para mostrar tu clase, tu raza.

Entra en ese lugar y que se note tu valentía y tu paso certero, tu mirada veraz y tu corazón lleno de buenas intenciones.

Entra en ese lugar y que no se te note cómo golpea cada latido de tu corazón haciéndote sentir el terror que sentías en los años de la niñez cuando los gritos te hacían meterte entre la almohada y las sábanas, o bajo la cama tras alguna acusación estúpida.

Entra en ese terrorífico lugar y que tu cara parezca la de la persona más galardonada por sus mejores actuaciones en películas de modo que no se vea que tu sonrisa es un rictus de terror y parezca simplemente un gesto amistoso y feliz.

Tan solo entra y haz tu papel para acallar todos los demonios que esa persona creó.

Entra en aquel lugar terrible que temes y del que nadie sabe, ni podría creerte si lo contaras, que es lo que es, pero nadie escucha, a nadie le importa porque esa persona que está del otro lado de esa respetable puerta es más creíble que todo lo que puedas alegar que pasó en todos aquellos días de sombras y temor. Entra como si nada hubiera pasado y sonríe porque es por un bien mayor, por lo que más amas del mundo, entra y deja todo atrás, entra y métete el dolor en un bolsillo.

ANASTACIA – Left outside alone

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Fuente de la imagen Pixabay