La vida es un juego de espejos en el que nos vamos viendo reflejados.

En algunos nos gustamos.

En otros no.

Algunos de ellos son otras personas que se nos muestran como nuestro reflejo y nosotros nos vemos plasmados en ellos.

Y ellos nos ven como un reflejo de la suya propia, acusándonos de ser lo que ellos son.

¡Qué extraña es la vida!

Yo lo veo un poco como si fuera caminando por un pasillo mientras avanzo y veo puertas a los lados tras las cuales hay habitaciones en las que voy entrando y en ellas tengo esos espejos.

Las puertas son los años, los espejos son la experiencia.

A veces dejamos de reconocernos frente al espejo cuando la imagen que nos devuelve el espejo de la experiencia no coincide con la imagen que cada uno tenemos de nosotros y la que nos devuelve.

Lo que autoproyectamos y lo que en realidad somos es muy distinto a lo que lo demás ven de nosotros.

 
LUCINDA WILLIAMS – Are you alright

 
 

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Fuente de la imagen Pixabay