Somos prisioneros de lo que nos han enseñado.

Somos prisioneros de aquello que nos creemos y aquello en lo que creemos.

Somos prisioneros de modas que nos esclavizan y nos hacen creer que nuestra belleza es más o menos, cuando en realidad es la que es y las modas van y vienen al antojo de empresas que no sé bien si llamar grandes mafias corporativas que manejan las mentes de casi todos en este planeta a su gusto.

Las grandes empresas nos manejan los gustos.

Somos prisioneros de creencias de todo tipo que se extienden sin ser confirmadas o aún peor, que falsamente se confirman en aras de un bien mayor.

Somos prisioneros de presuntas sectas llamadas familias que por compartir genomas, apellidos y algunas otras cosas más se auto declaran con derecho a manejar nuestras vidas.

Somos prisioneros del reloj que maneja nuestro tiempo y nuestras vidas mientras que dejamos de disfrutar del tiempo y de la vida pendientes de la hora, del reloj.

Somos prisioneros de personas que creen estar por encima de nosotros sin caer en la cuenta de que a fin de cuentas son otras personas que también son prisioneras de lo mismo que lo somos nosotros bajo su yugo.

Somos prisioneros de lo que elegimos serlo.

Somos prisioneros de cánones de belleza que no entendemos, que nos son impuestos sin comprender que ya somos bellos por el simple hecho de vivir, de reír, de respirar, de crear, de bailar, de cantar, de… ¡ser!

CHRISTINA AGUILERA – Beautiful (letra en español)

 

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Fuente de la imagen Pixabay