Fotografía de Las Hoces del Río Duratón © Victoria de la Fuente

Si en lugar de atacar a aquella persona por la que te sientes atacada te paras a analizar sus motivos para actuar como lo hace y mantienes una postura abierta por la cual puedas comprender sus porqués, quizás descubrirás que no es devolviendo el ataque como podrías resolver el dolor y te vuelves más fuerte además de poder ayudar a esa persona te ayudas tú.

Necesitarás más coraje para responder con amor y compasión que para devolver a ese presunto «ataque» con otro golpe y obtener más dolor y tener más de lo mismo de lo que estás recibiendo entrando en una guerra que parezca un partido de tenis, pero sin ganador.

Cuando reaccionas negativamente te atas más a las acciones de las que dices que quieres huir de esa persona que tienes enfrente, sin embargo, cuando respondes favorablemente quedas libre.

Porque cada pensamiento que te hiere, está primero dentro de tu mente, de tu corazón.

He necesitado décadas para llegar a este punto de entendimiento, para llegar a este punto de raciocinio, y no siempre que me siento atacada es que esté siendo atacada, y lo que es peor, no es que sea capaz de llevar a cabo esta filosofía pero, lo intento con toda mi alma con aquellas personas que más daño me han hecho.

OLLY MURS -Back around

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Para ver más imágenes pincha aquí