Vivo en objetos perdidos desde que te dejé, porque que te quede claro que aquel portazo lo di yo.

De Sildavia me exilié yo solita.

Y al hombre que iba de hombre lobo lo despellejé a besos porque se leyó una novela y me quiso hacer su sumisa, pobre iluso.

Soy la dueña de la intuición que se llama a sí misma bruja moderna, que destierra lo que no desea y atrae lo que espera y merece.

Si creo que alguien me falla le doy una segunda oportunidad porque yo también puedo tener un mal día, pero de las quintas oportunidades para amistades o amores fallidos no he oído que haya buenos resultados.

Y así es como yo termino las relaciones para que sigan siendo bonitas y no se transformen en feas o corrompidas, ya tuve experiencia en las relaciones tóxicas y no las quiero ni como título de una redacción de colegio. De las que no son bonitas ni las empiezo porque huyo de las personas que son negativas, que me hice un master en ese tipo de personas.

Y cerrar ciclos, terminar relaciones con quien no me aporta nada, o pasar páginas es algo que hago porque me espera una vida bonita, una buena vida, creí que te podía esperar un poco más, pero al final de algún día cualquiera me di cuenta de que no compensabas tanto como tenerte miedo, tantas horas de espera o tantas horas asomada por el balcón, o peor aún enfrentada a una pantalla perdiéndome los días, perdiéndome la vida, mi vida.

Prefiero vivir en objetos perdidos a estar a tu lado porque ahora tengo un mapa y alguien me ha dicho que el musgo sale en el norte.

NIKKA COSTA – Out here on my own

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Imagen en Pixabay