Cree en el camino que has escogido, en el que has planificado.

Si algo lo he aprendido por desgracia de la vida es que a veces, los momentos que se nos presentan como los más horribles son solo el preludio para los momentos que luego serán los más brillantes y hermosos de nuestra vida.

He aprendido que las personas mas tóxicas nos pueden enseñar las más poderosas lecciones de nuestras vidas, que al final esas personas serán por las que demos gracias, cuando finalmente terminemos superando su paso por nuestras vidas.

Que esas personas nos enseñarán a ser más analíticos, más calmados, más reflexivos, más capacitados a la hora de tomar decisiones, menos torpes, menos impulsivos, mas taimados, a decir las cosas con más cuidado y con menos fuego.

Que el dolor y la pena más profundas a las que nos vayamos enfrentando y fuertes que suframos nos brindará la oportunidad de crecer y evolucionar como personas para progresar, tanto internamente como con los demás y en todos los aspectos de nuestras vidas, en la familia, en la empresa o en el trabajo, con nuestras amistades, con otras personas que nos rodean y con los que tenemos que tratar nos guste o no.

Que las rupturas y despedidas de las personas que alguna vez hayamos amado, nos dejan en el corazón y en otros sentidos un mayor espacio para darle la bienvenida a gente más maravillosa que podemos conocer, y que quizás nos cuide, nos ame, nos trate mucho mejor.

Si gente incorrecta se va es porque gente correcta viene a nuestras vidas.

FITO Y FITIPALDIS – Whisky barato

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2018

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Fuente de la imagen Pixabay