Buenos días,

Algo tienen los amaneceres y los atardeceres que me fascinan, sus colores en degradé me envuelven hasta llevarme hipnóticamente hasta otra gama de colores.

¡Dime que no te pasa lo mismo!

Quizás hemos dejado de perdernos en la contemplación de lo meramente sencillo que nos ofrece nuestro maravilloso planeta para meternos hacia dentro en turbulentas mierdas, sí, he dicho mierdas, cosas que están logrando que ese magnífico planeta que nos ha sido regalado se degrade para consumirlo y matarlo con contaminación.

Deberíamos mirar y admirar el amanecer y el atardecer como una religión cada día.