Tengo un especial aprecio a mi soledad.

Es como si gotas de agua fueran empapando la tierra para comprobar si es fértil o no, y la semilla que soy yo, está ahí dispuesta a germinar.

Aprecio los ratos de soledad que me dedico, soledad en todas sus vertientes, porque en cada una de ellas me voy conociendo un poco más.

No es lo mismo la soledad en el bosque que la soledad en la playa escuchando las olas rompiendo contra las rocas, y desde luego no es lo mismo la soledad en las calles, pero la que más asusta es la soledad entre personas que quiero, y la que más quiero es la soledad autoimpuesta, aunque sea en casa.

Desde el fondo de mi alma doy gracias a ciertos momentos en los que pude disfrutar de una soledad que yo misma me impuse, pues sin aquella faceta de mi vida no estaría como estoy.

Aunque también hay otros momentos de soledad que los veo como malditos y odiados, aunque sea cierto que las rosas tienen espinas, sin embargo, no puedo dejar de pensar si no podría haberme deparado la vida otro tipo de flores.

Pero claro, sin esas rosas con sus espinas no sería yo quien soy hoy, ni estaría en el punto de mi vida en el que me encuentro.

Estos son algunos de los soliloquios en silencio que mantengo en mis soledades acariciando al viento cuando se me regala un rato de “yo, mi, me, conmigo” para estar a solas con mi alma en los que tanto me gusta deleitarme respirar profundo y despacio, oliendo y sintiendo el aroma de todo lo que tengo alrededor, del mar, de los eucaliptos, del café y del té, del salitre, del césped bajo mis pies, empaparme de la maravillosa sensación de la calidez del sol en mi rostro cuando salgo una gélida mañana de enero fuera del hogar sola, sin nadie.

Soliloquios y diálogos en los que en algunos casos tengo una postura y la contraria al mismo tiempo y abogo por tener alegatos de ambas sopesando los pros y los contras de cada una de las posturas.

URGE OVERKILL – Girl you’ll be a woman soon

——————–

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2019

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Imagen en Pixabay