Manos frías.
Cabeza caliente.
Pies gélidos.
Pensamientos calenturientos.
El invierno es para la chimenea.
Extraño la playa del verano.
El agua azota la ventana.
Añoro el calor del sol.
Me encantan los abrazos.
Quisiera dormir una semana del tirón todas las noches.
Comer sin miedo.
No temer al dolor y que él se olvide de mí.
Aprender fácil y olvidar más fácil aún.
Desconocer el cansancio como hace décadas.
No temer al final de los días.
Recuperar el silencio.
Y volver a amarte, Soledad.


Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:
Voy pasando páginas
©VictoriadelaFuente2019
¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!
Fuente de la imagen Pixabay