Déjate de temores. Déjate de rencores. Déjate de tonterías.

Vamos a retomar eso que éramos antes, cuando no quería yo ponerle nombre a eso que éramos porque ya eras tú muy mayor para ser mi niña, pero aún eras una niña para ser una amiga, porque no comprendías qué me había movido a hacer cosas que había hecho y que te habían arrastrado en tu vida. 

Déjate de temores. Déjate de rencores. Déjate de tonterías. Que tú eres quien eres. Que yo soy quien soy.

Me llame como me llame yo me llamaré para ti siempre por el mismo nombre y no por uno distinto, como para todos, como para los demás. 

Que me mires por dónde me mires me conoces como nadie, como yo a ti. 

Que si enarco una ceja ya sabes qué pensamientos cruzan mi mente. 

Déjate de rencores.

Déjate de temores.

Déjate de tonterías del pasado que yo hice todo lo que hice pensando en ti y no en mí.

Que eres tú mi mundo y por ti yo hice el mayor y más importante sacrificio de mi vida, apartarte de mí, para que tuvieras la vida que yo soñé para ti.

Déjate de rencores.

Déjate de temores.

Déjate de tonterías que piensan los demás, déjate de enfados que no te dejan vivir, déjate de cosas que sienten los demás y no son asunto tuyo, déjate de quién eras tú y yo en el pasado porque ya no somos esas personas, ahora somos otras personas, tú has crecido, yo he evolucionado.

Dejémonos  de rencores.

Dejémonos  de temores.

Dejémonos  de tonterías, tú eres la primera persona que fue lo más importante para mí y en el fondo de tu corazón lo sabes, tuviste  que sentirlo aquel día como un susurro primero y como un rugido después.

A FINE FRENZY – Whisper