Después de un tiempo alejada de la maldad una amenaza me dio la clave de que el miedo era solamente para perderlo, y pensé “quizás cuando me dé cuenta sea demasiado tarde para reaccionar, para vivir, para ser feliz, tengo que ponerme las pilas y empezar a hacer cosas por y para mí”.

Y lo hice, salí de mi zona de confort y desde entonces todo va mucho mejor.

Dejar de decir que iba a hacer para hacer de verdad.

Pasar de la teoría a la acción. 

Una vez que puse el mecanismo en marcha nada podía detenerme, empecé a creer en mí y a confiar en mis posibilidades.

Cuando alcancé mis sueños y mi vida empezó a mejorar no iba a dejar que nadie me chantajeara nunca más con mi pasado para que no lograra mi futuro, fuera este último cualquiera que yo pudiera lograr.

Fue en aquel momento cuando me di cuenta que estaba llevando a cabo todo aquello que defendía y estaba lista para ser feliz, para tener todo aquello que me merecía.

Por muchos años he sido lo que los demás querían de mí, ahora seré lo que yo quiera.

MEREDITH BROOKS – Bitch